La Mancomunitat de l’Horta Sud crea un censo de ADN canino que mejora la identificación de los canes

jueves 24 noviembre 2022 | Ayuntamiento, Municipio

Hasta el 31 de diciembre todos los propietarios de perros de la comarca podrán solicitar, de forma gratuita, un bono para la realización de las pruebas de ADN en las más de 60 clínicas veterinarias de la comarca adheridas al programa. 

La Mancomunitat de l’Horta Sud ha presentado esta mañana una campaña para crear un censo de ADN canino comarcal que mejorará la identificación de los animales en caso de robo o pérdida y que pretende también controlar la práctica incívica del abandono de las heces caninas en la vía pública. Al acto ha asistido el alcalde Ramón Marí y el concejal de Sostenibilidad José Arias.

Con el control de la huella genética de los canes, se pretende ofrecer más seguridad a los propietarios. Además, se pretende mejorar la convivencia, la imagen de los municipios y sus condiciones higiénico-sanitarias controlando el abandono incívico de las heces en las calles. 

La entidad supramunicipal costeará el proceso de creación del censo genético canino por ADN en los 20 pueblos de l’Horta Sud. Hasta el último día del 2022, las personas propietarias de canes podrán solicitar el bono gratuito para la realización de la prueba de ADN. La solicitud se realizará de forma telemática a través de la página web mancomunidadhortasud.adncanino.es y el único requisito es estar empadronado en cualquiera de los 20 municipios de la comarca. 

Una vez validada por los ayuntamientos la solicitud de los propietarios de perros, el usuario recibirá el bono a través de un SMS que podrá canjear en cualquiera de las más de 60 clínicas veterinarias de l’Horta Sud adheridas al programa. Para la realización de las pruebas en las clínicas el plazo finaliza el próximo 31 de enero de 2023. Tras la finalización del periodo voluntario y gratuito los propietarios de perros tendrán que abonar el precio de la prueba marcado en 36,40 euros. 

La Mancomunitat de l’Horta Sud trabaja también con los ayuntamientos en la homogeneización de las ordenanzas de tenencia de animales de cada uno de ellos para extender la obligación de que las mascotas estén registradas en el nuevo censo de ADN canino. Esta nueva ordenanza, que aprobarán todos los consistorios, establecerá también la misma sanción para los comportamientos incívicos de no recoger las heces de los animales. Las heces abandonadas en las calles podrán ser comparadas con el nuevo censo y de esta manera se podrá localizar a los infractores.

Para el presidente de la Mancomunitat de l’Horta Sud José Francisco Cabanes estamos ante una iniciativa importante para los ayuntamientos ya que confeccionando un único censo comarcal se evitan picarescas como las de recoger o no los excrementos dependiendo si estoy en un municipio con censo de ADN o no. «Queremos reconocer a los propietarios que son cívicos y cuidan de sus mascotas y que mantienen limpias nuestras calles detectando a los que no cumplen y crean mala fama a todos los propietarios de perros», ha explicado. 

Además, el también alcalde de Sedaví ha añadido que es «una buena iniciativa hacerlo desde la Mancomunitat para evitar que haya pueblos con censo de ADN y otros que no» ya que se ha detectado en los municipios que ya cuentan con este sistema que ese vacío «favorece las prácticas incívicas».