Finalizan la conexión de la red de agua a la toma de emergencia de la Emshi

martes 21 junio 2022 | Ayuntamiento, Municipio

Finalizan las obras de conexión de la red de agua municipal a la toma de emergencia de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi) ejecutadas por el Ayuntamiento de Albal y Aqualia, la empresa suministradora del agua en la localidad, que han contado con un presupuesto de cerca de 96.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses, aunque se han concluido antes de lo previsto. Con esta actuación, se asegura la calidad del abastecimiento de agua potable al municipio de Albal y se suple el déficit histórico.

El agua suministrada en la actualidad a la población de Albal proviene en su totalidad del Sistema de la Emshi y hasta la fecha, el municipio disponía de una única toma desde la tubería de la Entidad. Los caudales suministrados por la red en alta provienen de la planta potabilizadora de Picassent, a partir de la cual se disponen distintas conducciones de transporte.

Tras varias conversaciones entre el Ayuntamiento de Albal, Aqualia y la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos, se acordó la ejecución por parte de ésta última de una toma o acometida de agua potable de emergencia adicional a su red de distribución. Dado que el municipio de Albal se abastece desde la única toma descrita, se podría producir un desabastecimiento de la población en caso de avería en la propia toma, o en alguno de los tramos de la red de distribución en alta del Emshi.

Una vez la Entidad ejecutó la toma de emergencia, correspondía a Aqualia como concesionaria del servicio de agua potable y al Ayuntamiento realizar las obras correspondientes y necesarias para enlazar esta toma con la red de agua potable municipal.

Actuaciones

Para ello, se parte de la válvula de diámetro nominal DN400 instalada y dejada en espera durante la ejecución del anillo perimetral de tubería de fundición de diámetro nominal 400 mm ejecutada durante el desarrollo de la unidad de actuación 1.1.A.

Esta válvula enlaza con la conexión de emergencia mediante la ejecución de canalización que cruza la calle Camí del Molí y de una longitud aproximada de 120 metros. En la conexión con la derivación de emergencia del Emshi, se ha instalado el correspondiente cruce de válvulas para la realización de las oportunas maniobras, y se disponen los elementos en espera para continuar, en su día, la ejecución del anillo perimetral previsto.

La calle Camí del Molí, dispone una derivación de esta canalización de fundición DN400 para enlazar con la red de agua potable existente en el vial San Roc. Esta canalización se realizará mediante tubería de polietileno de presión nominal 16 atm y diámetro nominal 200 mm, y se conecta mediante el correspondiente cruce de válvulas con la canalización de fibrocemento y diámetro nominal 200 existente en la calle Sant Roc.

«A través de esta obra tenemos otra posibilidad de tener suministro si hay algún problema en la acometida anterior», explica el alcalde, Ramón Marí. «Así podremos tener agua proveniente de Picassent, en el caso de que pase alguna accidente y siempre tendremos una de repuesto, es decir, dos puntos distintos de suministro para garantizar la continuidad del agua», añade el primer edil.