El colegio La Balaguera de Albal inicia las clases con normalidad, tras el retraso por el positivo en COVID-19 de una profesora

miércoles 9 septiembre 2020 | Educación

A las 9 de esta mañana, el colegio La Balaguera de Albal ha abierto sus puertas con total normalidad para comenzar a acoger, de manera progresiva hasta este viernes, a sus 390 alumnos. El inicio del curso escolar 2020-21 se había retrasado tras conocerse que una de sus profesoras había dado positivo en Coronavirus, hecho que obligó a poner en cuarentena a otros cuatro profesores del claustro que estuvieron en contacto con ella.

La acogida de su alumnado a las clases presenciales ha estado marcada por la ilusión lógica del primer día tanto de los padres, de los menores estudiantes y del profesorado que ha recibido a los alumnos de infantil, primero y segundo de primaria con su plan de contingencia preparado. A la entrada al colegio, los pequeños y pequeñas mayores de seis años, además de sus mochilas llevaban sus mascarillas, se despedían de sus padres, saludaban a sus compañeros y desinfectaban sus manos con hidrogel.

El alcalde de Albal, Ramón Marí, ha acudido a la puerta del centro para apoyar a la comunidad educativa del centro en su primera jornada. Tras comprobar que el curso lectivo ha arrancado con normalidad, ha mantenido un encuentro con la directora, Miriam Tortosa, con quien ha confirmado que la calma y la responsabilidad marcan la vuelta al cole en La Balaguera que ha tenido que reorganizar sus aulas por la ausencia de cinco de sus docentes. Mañana ocuparán sus pupitres los alumnos de tercero y cuarto de Primaria, siendo el viernes la jornada que acogerá a los de quinto. El primer edil ha agradecido el apoyo de las Consellerias de Educación y Sanidad con quien la dirección del centro y el Ayuntamiento han coordinado todas las decisiones que se han tomado para garantizar la seguridad sanitaria de La Balaguera.

“La pronta reacción ha evitado un contagio masivo en este centro y que hoy podamos abrir las puertas con la ilusión que debe imperar en un día como hoy y que nos aleje del miedo y la incertidumbre que viene marcando nuestras vidas desde marzo”.

La Policía Local de Albal está realizando un despliegue especial en todo el municipio desde que el curso escolar comenzara este pasado lunes. Hoy, junto al alcalde, el Intendente Manuel Ocaña supervisaba el inicio en La Balaguera donde ha insistido a los padres y madres que eviten las concentraciones en las entradas y salidas y donde ha donde ha agradecido a la población la responsabilidad con las normas dictadas para evitar el contagio de la pandemia.