El Centro de Día abrirá a primeros de 2020

viernes 20 diciembre 2019 | Social

 

El Centro de Día de Albal se pondrá en marcha al comenzar el nuevo año tras la firma hoy del acta de los últimas actuaciones de acondicionamiento del inmueble, con la asistencia de personal técnico de Conselleria. En la rúbrica ha estado presente el alcalde, Ramón Marí, y la concejala de Servicios Sociales Lola Martínez.

Según fuentes municipales, se mantiene la previsión para la formalización de la concesión y puesta en funcionamiento en los primeros meses de 2020.

El Centro de Día acogerá a 30 personas con diversidad funcional de la comarca. El pleno del Ayuntamiento aprobó en octubre, por unanimidad, el inicio del expediente y las bases para la concesión del uso privativo del inmueble donde se prestará el servicio, mediante adjudicación directa, y donde tendrán prioridad los demandantes de la localidad.

El pasado enero, el alcalde Ramón Marí firmó un convenio con la Asociación Valenciana de Ayuda a la Parálisis Cerebral (AVAPACE), representada en la rúbrica por su presidente José Marquina, que estuvo Albal cedió, gratuitamente, los locales ubicados en la zona de Santa Anna, para la prestación de los servicios de atención por un período de diez años y que acogerá a 30 personas de l’Horta Sud. El acuerdo también incluye que la contratación del personal del Centro de Día se realice en colaboración con la Agencia de Desarrollo Local.

El centro de día de Albal fue construido en 2016 con ayudas de la Generalitat y Diputación, se encuentra en una parcela de propiedad municipal de 1.549 m2 que está ubicada en la zona residencial cercana a la ermita de Santa Anna y junto al Bosque Mediterráneo. Está completamente equipado pero necesita obras de acondicionamiento para su puesta en marcha que comenzarán en noviembre y que se alargarán durante todo el mes. Este espacio cuenta con un comedor, cocina y sala de estar con terraza exterior, espacios para gimnasia y rehabilitación, así como una sala de curas, despachos para consultas médicas, de psicología y baños adaptados.

Para el alcalde, “es una satisfacción dotar de vida, de medios y de protección a las personas y familias que se beneficiarán de este recurso de carácter social y que funcionará a pleno rendimiento”.