El análisis de las aguas residuales de la residencia municipal para vigilar la presencia de COVID-19 vuelve a dar negativo

lunes 22 marzo 2021 | Ayuntamiento, Municipio

Hace dos meses que el ayuntamiento inició un exhaustivo control en las aguas residuales de la residencia municipal para vigilar si se detectaba el virus de la COVID-19, siendo todas los exámenes negativos. El objetivo es detectar, de manera precoz, un posible brote y proteger a los ancianos.
Estos controles se realizan una vez por semana, los tres primeros corrieron a cargo del ayuntamiento, a través de Aqualia y ahora se realizan a cargo de la Generalitat.
La Organización Mundial de la Salud, (OMS) indica que la vigilancia de COVID-19 en aguas residuales puede proporcionar información sobre cuándo pueden aumentar los casos con 5 a 7 días antes a que se constaten estos aumentos por parte de las autoridades sanitarias.
Por su parte, el Ministerio de Sanidad ha informado que el control de las aguas residuales permite detectar casos leves o asintomáticos y es una herramienta de alerta temprana para identificar de forma precoz la presencia del virus.