Albal elimina el papel de los trámites que realiza su Policía Local que ahora trabaja mediante firma electrónica

jueves 30 julio 2020 | Municipio

El Ayuntamiento de Albal ha implantado el denominado ‘certificado pseudónimo’ a los agentes del cuerpo de la Policía Local que se han sometido previamente a un proceso de formación. Con el nuevo sistema que ha empezado a funcionar este julio, el municipio gobernado por Ramón Marí, reduce la emisión papel permite el acceso electrónico a todos los procesos y trámites que se generan en las dependencias policiales y además, en plena pandemia por la crisis sanitaria, esta medida ofrece mayor seguridad higiénico-sanitaria.

Se trata de una firma electrónica cualificada y que cifra los datos, para el desempeño de las funciones propias del lugar que ocupan o para relacionarse con otras Administraciones Públicas cuando estas lo admiten.

Por la tipología de los documentos que se emiten en esta área se ha llevado a cabo la implantación de la firma electrónica mediante un tipo de certificado particular que funciona como un alias, denominado certificado de empleado público con pseudónimo. Los policías locales disponen de un carné profesional, se trata de una tarjeta que ha sido avalada por la ACCV (Agencia de Tecnología y certificación electrónica).

La formación tuvo lugar en diciembre de 2019, todos los agentes asistieron a varias jornadas de formación que fueron impartidas por el Departamento de Informática del Ayuntamiento, a cargo de Guillermo Galán i Francesc Pastor. Se suspendieron a consecuencia del Estado de Alarma y con la vuelta a la normalidad se han retomado con todos los protocolos de seguridad establecidos. La implantación oficial fue el pasado 20 de julio.

No es la única formación en materia de integración de nuevas tecnologías a las cuales el cuerpo que dirige Manolo Ocaña se está sometiendo. El objetivo según el Intendente es agilizar la labor de los agentes, “para lo cual se han incorporado ordenadores de bolsillo (PDA) y estamos mejorando el sistema de video vigilancia para controlar el tráfico rodado”, explica Ocaña.