Albal destina 412.000€ a la crisis del coronavirus

viernes 15 mayo 2020 | Ayuntamiento

Todos los grupos políticos de la corporación local, ante la situación de extrema excepcionalidad y, de manera unánime, han rubricado un acuerdo de que recoge la implantación de numerosas medidas con el objetivo de paliar los efectos de la COVID-19 que han trascendido del ámbito sanitario, al económico y social. Las ayudas de emergencia que el municipio gobernado por Ramón Marí destinará a esta causa, ascienden a 411.795 euros. “Ante una situación así, más allá de nuestras diferencias políticas, debemos promover el acuerdo y estar unidos en la toma de decisiones para ayudar en la difícil situación por la que pasa la ciudadanía y velar por su salud”, recoge el documento firmado por todas las formaciones con representación en el Ayuntamiento.

Medidas de carácter tributario

El primer punto del plan económico enumera una batería de medidas de carácter tributario, una de las más destacadas es la exención de la tasa de las terrazas, bares y restaurantes no tendrán que pagar este tributo hasta el 2021. Se aprueba la ampliación del período de pagos, en voluntaria, de los vados y del IBI y no se han cobrado los recibos de l’Escola Matinera, Escuela Municipal de Teatro, ni el de pilates.

Apoyo al pequeño comercio y autónomos

El acuerdo recoge una partida de 150.000 euros destinadas a ayudas directas, para autónomos y pymes con sede en Albal, que oscilarán entre los 1.000 y 500 euros. A esto hay que sumar una partida de 20.000 euros para fomentar el comercio local. Este área estudia la posibilidad de poner en marcha una APP, de servicios a domicilio. Desde que se declarara el Estado de Alarma, la localidad ha ofrecido al comercio de proximidad y la pequeña empresa, todas las herramientas de comunicación existentes, para darles visibilidad en tiempos de confinamiento y de esta manera han podido difundir vídeos promocionales de sus negocios, sin coste. Se impulsó el portal “Tornem si tu tornes” para publicitar a los establecimientos, vía online, y se suprimió la tasa de ocupación del mercado ambulante que reanudó su actividad el pasado lunes 4. Para el asesoramiento técnico han contado con la AEDL y la Mancomunitat de l’Horta Sud.

Medidas sociales

La pandemia ha aumentado el volumen de trabajo en el Departamento de Servicios Sociales, desde aquí se han impulsado ayudas extraordinarias, destinadas a familias que han acreditado su situación vulnerable, sufragándoles los gastos de alimentación y el allquiler de la vivienda. Hay que sumar el incremento en 100.000 euros del programa “Albal Incluye”, a través del cual se va a fomentar el empleo. El municipio puso en marcha un teléfono de asistencia personal que ha posibilitado la compra de alimentos y medicinas a personas mayores y discapacitadas que viven solas, una línea que también ha servido de acompañamiento psicológico.

Protección y de seguridad de la salud

Garantizar la salud de la ciudadanía ha sido otra de las máximas de las autoridades locales. Albal ha repartido 18.500 mascarillas entre la población adulta e infantil, además ha implantado medidas para combatir la pandemia, dotando de EPIS a los comercios y al personal de los servicios esenciales, instalando mamparas de protección en los edificios públicos, incrementando el servicio de limpieza y desinfección en los centros municipales y calles, y ha llevado a cabo acciones sanitarias y de prevención para poder poner en marcha, con total garantía, el mercado sedentario de los lunes.

Por último y, de manera excepcional, los grupos políticos donarán la aportación destinada a las formaciones, durante un trimestre, para desarrollar algunas de las medidas que se van a aplicar por la crisis del coronavirus.